La jovencita amateur que comía pizza

La jovencita amateur que comía pizza

Comía pizza y era lo suficientemente generosa como para compartir ese mágico momento con nosotros. Me refiero a comerse la pizza, no al que viene luego de bajarse los pantalones y cagarla o el de maldecir en etrusco cuando te pone anchoas y tu no las querías como ingrediente extra. Si, esas anchoas pequeñas y con pelitos… sabes la que digo, ¿no…?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies