Sexo en el Spa

Sexo en el Spa

sexo-en-el-spa

Si eres lo suficiente mayor para saber lo bien que se siente uno en mente y cuerpo cuando esta hundido en las aguas de un balneario o un spa, sabrás también que todos, absolutamente todos los hombres y mujeres hemos pensado, allí sentados, lo bueno que seria montártelo o tener un pequeño juego erótico en aquel sitio.

Pero claro, una cosa es la idea y otra muy distinta la cruda realidad. Pero ojo, tampoco hay que ser unos tristes y pensar…

… que nunca vamos a realizar nuestras fantasías sexuales. En esta ocasión os voy a dar algo de esperanza y lo voy a hacer con tres vídeos porno de chicas y chicos teniendo sexo en un spa y también el relato erótico real 100 % de una chica real 100 % sacado de unos de esos foros para mujeres. Es decir, ya sea en la realidad o en los sueños, tus fantasías, a veces, solo a veces, se pueden realizar. ;-).

VIDEOS PORNO DE SEXO EN EL SPA



RELATO PORNO: CON MI AMIGO EN EL SPA

Quisiera compartir con vosotras lo que me ocurrió este fin de semana. Nada más pensar en ello ya me vuelve la calentura y no sé si esta noxe podré dormir. Os cuento.

Salimos varios amigos de la universidad este fin de semana y fuimos a un hotelito de playa a todo lujo. Éramos un grupo grande porque aparte de los compañeros del aula venían también amigas mías y de otros compañeros.

La cosa pintaba bien desde el inicio, cuando llegamos el viernes tarde al hotel, y se montó una buena fiesta en el apartamento donde estaban varios de los chicos. Ahí ya conocimos a todos y dió la casualidad de que Carlos, un amigo de la adolescencia estaba allí. Yo vivo en una ciudad muy pequeña, y no era difícil encontrarse a gente conocida, pero la verdad me encantó que fuera él porque siempre me había sentido atraída por él y seguía tan guapo y tan alto como siempre.

Nos pasamos la noche bailando, bebiendo y recordando nuestros años de amistad ya que hacía unos años que no nos encontrábamos porque él estudiaba fuera. Parecia que estuviéramos los dos sólos en la fiesta, jejeje. Pero claro, como siempre ocurría, todo se quedó ahí y él no me dió señal alguna de querer algo más conmigo.

A la mañana siguiente íbamos todos al curso de surf, hacía muy buen sol, y ahí volví a verlo. Me saludó muy efusivo, con un abrazo que me dejó paralizada como una tonta, pero luego estuvimos haciendo varios de los ejercicios en pareja juntos. Uyyy qué cuerpo! Carlos siempre ha jugado a fútbol, es alto, y tiene buenos brazos y espalda ancha…en fin, que yo me derretía. Decir que yo siempre he tenido mi éxito, soy alta, tengo buen cuerpo, el pelo largo y ondulado, tengo buenos pechos, y creo que a tooodos les encanta. Incluido a mi amigo, jejeje. Me gusta ser juguetona, pero cuando me gusta un chico…me muero de la vergüenza! Como el sábado! Total que estábamos allí practicando primero en la arena, y luego pasamos al agua.
Me encantó ver cómo debajo del agua Carlos intentaba jugar conmigo, me cogía e intentaba undirme…y ahí comenzó el toqueteo. Estuvimos después de la clase todavía un rato jugando en el agua y cada vez él me agarraba más, parece que iba cogiendo más confianza y a mi me encantaba.
Cuando el frío ya nos había entrado hasta los huesos, nos salimos del agua. Ya por la tarde, aprovechamos las instalaciones del hotel, que tenía un hidromasaje gigante con burbujas, una pequeña sauna, unas duchas de contraste y un gimnasio. Llegamos todos invadiendo el pequeño espacio de relax, y fue super excitante lo que allí ocurrió.
Lo primero que hicimos todos, fue ir al hidromasaje con burbujas, una especie de piscina caliente redonda, con asientos alrededor.
Carlos se sentó a mi lado, y no dejábamos de hablar, reirnos y vacilar. Yo quería probar todas las cosas, asi que él se ofreció a acompañarme.
Primero fuimos a la sauna, ahí con la toalla, pasando calor. Jajajaja, simplemente estuvimos platicando y decidimos salir tras 5 minutos de agobio.
Al salir, de repente me cogió de la mano y me dijo, «Ven conmigo»
Le seguí cogida a su mano y va y me dice, «Cierra los ojos y confía en mí». Uyyy, yo pensaba que me iba a besar en ese mismo momento. De repente, que me cae agua congelada por la cabeza, grité tan fuerte, que todos se dieron la vuelta a ver qué pasaba. Me había llevado a las duchas de contraste, y yo ahí como una tonta pensando que querría besarme!
Quise salir de allí, pero volvió a cogerme de la mano, y ahí ya me tuvo! Me dijo: «Si quieres, me pongo contigo a ver si aguantamos los dos juntos el contraste». Yo acepté pensando que ninguno de los dos aguantaría y saldríamos de allí corriendo. Pulsó el botón, y de repente salió el agua fría, yo grité un poco y quise correr fuera de la ducha, pero él fue más rápido, y me abrazó con sus brazos y me pidió que me quedara con él.
Y allí estábamos abrazados debajo de la ducha, él me rodeaba completamente con sus brazos fuertes y yo ahí aguantaba lo que cayera! Hahaha
Al terminar de caer el agua tras un par de minutos abrazados, nos separamos y nos quedamos mirándonos y él todavía me agarraba una mano, como para que no me fuera. Me preguntó qué tal y me dijo que yo si quería que le daba otra vez al botón. Casi no terminó la frase cuando fui yo la que le dí con todas mis fuerzas, cayó el agua helada y con el primer grito me volvió a abrazar tan fuerte, que no quedaba ni un espacio entre nosotros. Entonces al terminar de caer el agua le costó más separarse de mí, siguió abrazándome por un par de segundos y antes de separarse, me abrazó más fuertemente y suspiró. Yo sentía que me derretía, pero tampoco me atreví a dar el paso. Así estuvimos repitiendo un par de veces más…creo que la calentura iba en aumento a pesar del agua fría y caliente. Pero no pasaba de abrazarnos y magrearnos un poquito. Él, me cogió otra vez de la mano, y me propuso volver al hidromasaje. Allí ya estaban casi todos los demás, y había mucha menos intimidad, asi que nos soltamos la mano pero nos sentamos uno junto al otro.
Cinco minutos antes de que cerraran, ya se fueron los demás y nos quedábamos él y yo en el hidromasaje. Me dijo que si quería relajarme, podía hacer algo por mí. Ya me empecé a poner otra vez nerviosa. Me dijo que me tumbara en el agua y que confiara en él.
Me tumbé, y puso sus manos en mi espalda y en mi pierna para sujetarme un poco. Me dijo que cerrara los ojos y que pusiera la mente en blanco. Asi que lo hice, y estuve como un minuto relajada en sus brazos mientras me llevaba un poco por el hidromasaje. Al intentar volver a ponerme de pie, me agarré con mi brazo derecho a su cuello, y él todavía seguía sujetándome. Estuvimos ahi agarrados un poco y él me miraba todo mi cuerpo ahi en sus brazos. Todo esto me despistó mucho, porque realmente él no hizo nada más, ni intentó besarme ni nada. Salimos de allí y cada uno se fué a la habitación a ducharse y cambiarse para ir a cenar. Estuvimos cenando, charlando…como siempre, y al salir de fiesta, lo noté más alejado, estuvo hablando con varias chicas y entonces ya estaba más liada todavía, porque no sabía si realmente él tenía interés en mí, o sólo era una amiga más. Entonces, ahora no sé que hacer. ¿Qué me recomiendan? Quizás haga el ridículo si voy con intenciones de algo, y él sólo me quiere como amiga. Tampoco sé cómo lo planearía. Quizás entonces nuestra amistad podría estropearse. O quizás él es un poco tímido y yo le impongo…qué hago chicas!

Videos porno cortesía de Fantasy Massage.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies