Una tranquila tarde de lunes

No hay nada como pasar una tarde de lunes en casa, viendo el frio que corre fuera. Bueno, si hay algo mejor. Vas al mercadona, te compras una bolsa de pepinos medianos o grandes, una caja de preservativos de esos que dicen ser muy finitos y se la llevas a tu mujer o novia. Cuando ella te pregunte que para qué coño es eso tu le dices que para el suyo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies